viernes, 16 de diciembre de 2011

Entrevista con Zesar

Desde hacía tiempo que teníamos la intención de entrevistar a este gran autor que es César Álvarez, más conocido en el mundo del tebeo por su seudónimo, Zesar, pero entre unas cosas y otras no ha podido ser hasta hoy. Desde los años 60 en que comenzó su carrera profesional ha pasado por diversas editoriales y trabajado con algunos de los personajes más populares del comic, aunque actualmente permanece en un discreto segundo plano. Le agradecemos la deferencia que ha tenido al contestar nuestras preguntas y os dejamos con la entrevista en la que repasa su trayectoria.


Gotham News - ¿Cómo empezaste a trabajar para Bruguera? 
Zesar - Fue en el 62.  Tras la “ mili “ en Barcelona, volví de nuevo  en moto para vivir y  buscar trabajo de lo que a mí me gustaba. El mundo del cómic.  No tenía ni idea de cómo empezar, pero me lancé. Sin apenas dinero, pase las primeras noches en un banco de la plaza de Catalunya. Cuando pude, presenté en Bruguera unos dibujos, pero al no guardar la línea de cómic, se me facilitó un lugar idóneo para prepararme: el magnífico estudio que la empresa tenía en la avenida de la República Argentina. Allí rodeado de dibujantes de distintos niveles, comencé a formarme como futuro ilustrador de tebeos. Esa fue sin duda  la época de mi vida que recuerdo con más cariño.


GN - Coméntanos algo de tu etapa en Sissi y en Trinca con La Pandilla.
Zesar - Sobre la revista para jovencitas “Sissi “ poco hay que decir y mucho a la vez, caso los originales de otro tebeo posterior. No les gustó nada y por lógica, me lo rechazaron. Poco, porque fueron escasos los números que ilustré. Y mucho, ya que en el número 250 de enero del 63, fue cuando por fin sonó la flauta y salió al mercado mi primer trabajo como profesional de cómic. Mi primera publicación la guardo como oro en paño. Dicho sea de paso, también guardo, en este caso originales de otro tebeo que por malo me lo rechazaron 
 Sobre la “ Trinca “ hay un salto en el tiempo. Mi primer número apareció en el mercado en diciembre del 70. Por aquellas fechas, ya habían sido muchas las  publicaciones para distintas editoriales con la que había trabajado. Pero volviendo a la “ Trinca “ te diré que mi trabajo en ella comenzó a partir del número 3. Por razones que desconozco, su creador Pizarro la dejó, siendo yo su continuador. Pareció ser una premonición, ya que a lo largo de mi carrera como profesional, han sido varias las ocasiones en las que he continuado series de otros dibujantes.




GN - También realizaste comic romántico para las editoriales Fleetway y Smith en 1968.
Zesar - Esas fueron las primeras publicaciones en el extranjero. Sobre todo para los principiantes como yo, trabajar con Fleetway era algo así como un sueño dorado. Y son varios los títulos de revistas con las que colaboré para Inglaterra y Escocia: Romeo, Diana, Mirabelle, Valentine etc. Esa fue la primera etapa con Selecciones Ilustradas. Pero he de añadir que antes de todo eso trabajé   para el mundo femenino de España, con novelitas de amor tales como Celia, As de corazones, para Bruguera y para Editorial Ferma, títulos como, Confidencias, Damita, serie Corazón, Romance, etc. También para Bruguera, por las mismas fechas, realicé una serie de cuentos infantiles en una publicación llamada Colección Damita. En ella colaborábamos varios dibujantes con diferentes historias de cuentos clásicos. Te diré un secreto. En tales cuentos con temas medievales, solía intercalar de forma camuflada, detalles de la época actual. Por ejemplo, un teléfono sobre la mesa, un reloj de arena de pulsera sobre la muñeca, una botella  de Coca Cola en la gruta de una bruja malvada y yo que sé que cosas más. El jefe del estudio se ponía a parir cuando lo veía publicado.
 
GN - ¿Cómo empezó el trabajo en Selecciones Ilustradas?
Zesar - Tiene gracia la cosa. Durante mi estancia como soldado en Barcelona, un compañero, al charlar sobre tebeos me habló de un estudio que conocía. Me interesó y un día nos dirigimos a él.  Ya puedes imaginar cual era tal estudio. Casi una década más tarde volví de nuevo al mismo lugar. Había dejado atrás mi colaboración con la Bruguera, Bardon Art y las tiras de Le Parisien.  Ya en el ascensor, pensé como presentarme ante Toutain.  La entrevista fue muy breve. Tras saludarnos, le mostré algunos de mis trabajos, añadiendo antes de que tomara decisiones que tenía que irme ya que un taxi  me estaba esperando en la calle. Esto fue sin más. Lo hice así para darle algo de soltura a la cosa. Me dijo que ya hablaríamos y me marché. Unos días más tarde me llamó Miralles, el segundo de a bordo. Y a partir de entonces comencé a trabajar para Selecciones Ilustradas. Y eso fue tal y como pasó. Todo cierto menos lo del taxi.  


GN - Y de tus compañeros en Selecciones Ilustradas, ¿tienes buenos recuerdos ?
Zesar - El estudio de Selecciones Ilustradas era impresionante. Cuatro pisos en paralelo en una sexta planta en La Diagonal. Por allí pasaba gente muy guapa. Chicos y chicas actores de fotonovelas del momento. Grandes dibujantes, como Maroto, González, Carrillo,  Ortiz etc. Con algunos de ellos hice gran amistad. Y de los componentes del estudio, sobre todo con Aurora, la secretaria del jefe que me soltaba rapapolvo  si me retrasaba con las entregas de los trabajos. He de añadir, que con Selecciones Ilustradas, he realizado la gama más variada de mi carrera como dibujante. Nosferatu de Skywald, Vampirella de Warren, erótico para Suecia y toda la gama de romántico para Inglaterra. Recuerdo una frase de Toutain, al contemplar la ilustración que me había encargado para mi primer trabajo de Warren: "Solo Maroto puede hacer algo así"  Naturalmente me puse la mar de ancho.


GN - En los años 70 dibujaste Vampirella. ¿Cual fue la causa de que no la  continuaras?
Zesar -  Vampirella fue para mi un regalo de los dioses y todo un orgullo ser el continuador de Pepe González. El hecho de no seguir adelante me lo he preguntado varias veces. Solo se que un día, Toutain,  de Selecciones Ilustradas con el que colaboré varios años, me dijo que la casa Warren Publishing de Nueva York.  había  suspendido la continuación de la revista...


GN - También dibujaste comics de terror, Nosferatu,  para Skywald de Nueva York en los 70  ¿Qué recuerdas de esa serie?
Zesar - Disfruté como un cosaco con ella. Cada guion tenia ambiente diferente. Se  prestaba para hacer combinaciones de viñetas. Lástima que la dichosa censura de la época, mutiló algunas viñetas estropeando por completo su contenido. No obstante, creo que estéticamente es uno de los trabajos en los que me sentí más realizado


GN - Al igual que otros muchos dibujantes de la época, no recuperaste los originales de tus obras. ¿Te has puesto en contacto con la empresa que tiene los derechos de Vampirella en la actualidad?
Zesar - No, y no sé cómo hacerlo. Al igual que muchos dibujantes, mis originales de tantos años se encuentran en las distintas editoriales de Europa, América y también  Japón. Reconozco ser demasiado descuidado en este aspecto. Sé que algunos profesionales han puesto cartas sobre el asunto, moviendo hilos para recuperar ese material.  Ignoro como ha quedado la cosa. Yo por mi parte, aunque sean copias, puedo presumir de que en mi poder se encuentra muy bien organizado, el 99 por cien de toda mi obra artística que es lo que más me importa.. Quizá por ello he pasado un poco bastante del tema recuperación, que me encantaría. Es cierto que de poder rescatar todos esos trabajos, tendría que comprar una nueva estantería.


GN - Cuéntanos algo de tu etapa italiana en la que trabajaste en Martin Mystere.
Hay algo que no me has preguntado. Mi entrada en Italia no fue con Martin Mystere, sino otros trabajos. El primero, una larga serie  de historias para Milán: Bliz, Il Monello, Intrépido y Albo de Editrice Universo. Y mas tarde, con  el settimanale Boy Music del Corriere Della Sera.  Martin Mystere fué después. De verdad, no recuerdo como llegó hasta mi ese trabajo. Solo sé que hablando un día con Sérgio Bonelli se puso en marcha.  Disfruté con este trabajo mientras duró. Podría decir que éste seria mi ultimo trabajo en serie de encargo. Luego vinieron otras series por mi cuenta de las que nada me has preguntado.


GN - Por último, ahora sí, ¿cómo empezaste con el erótico?
Zesar - Al finalizar Martin Mystere, disponía de todo el tiempo del mundo para hacer lo que me viniera en gana. Diseñé un par de historias con una pequeña chispa erótica, confiando editarlas. No fue así. Había que añadir más y luego más todavía para que estuvieran listas para publicar. Y así fue. Cuando estuvieron listas, la casa Megamultimedia de España  las   publicó. Luego realizaría algunas más. 


GN - Eres un autor que se adapta a cualquier estilo (romántico, terror, ciencia ficción, etc) y que ha evolucionado con los años. ¿Por qué abandonaste los tebeos?
Zesar - Esa es una pregunta difícil de contestar. Han pasado más de cincuenta años desde mi primer trabajo y son muchos los buenos recuerdos de mis pasos como profesional. Sobre todo, el entorno de dibujantes y amigos con los que me he relacionado. Quizá ahora me he vuelto algo cómodo y el hecho de someterme a fechas de entrega me sobrepasa. Creo que he cumplido con creces esta ilusión como dibujante de cómics.


GN - ¿Estás viviendo tu "invierno del dibujante"?
Zesar - No, eso nunca. Antes me preguntabas que porqué abandoné los tebeos. Eso no pasará jamás. Si es cierto que necesito de cuando en cuando algún empujón, pero es mi mundo y creo que de alguna manera, aunque menos, seguiré en activo. De hecho, llevo entre manos un trabajo sobre Valencia, que si me animo a terminar, puede ser algo bonito. Por otra parte, años atrás, alternando con los doce años como profesor de dibujo en la Universidad CEU San Pablo, realicé el diseño escénico del Museo de  Cera de Benidorm. Hoy solo existente en Internet. 
GN - ¿A qué se dedica Zesar actualmente?
 Zesar - En la actualidad sigo en activo con story board para publicidad, también retratos, o lo que me plazca hacer. Para serte sincero creo que ya he cumplido después de tantos años. Y aunque mi carrera profesional la tengo, como el que dice aparcada, sigo interesándome en el mundillo ese maravilloso del cómic. No tengo remedio. Como dijo no sé quién, "genio y figura…"

12 comentarios:

JESÚS DUCE dijo...

Magnífica recuperación de un gran autor poco recordado hoy en día.

Gracias por la fabulosa entrevista

Carlos dijo...

Gracias a ti, Jesús. Esa era mi intención, dar a conocer al gran autor que es Zesar a todo aquel que desconozca su obra.
Saludos.

s e b a s dijo...

CARLOS, nos tenías intrigado con la entrada de este viernes, y veo q ha merecido la pena. Resuelta la curiosidad, he podido disfrutar de una interesante entrevista del amigo Zesar, en la que de forma resumida nos ha plasmado un recorrido por su amplia carrera artística. Un buen trabajo Carlos!! Y a ver si se pasa algún jueves por la tertulia, que ya nos tiene un poco abandonados.

Saludos :)

Carlos dijo...

Sebas, ha tardado pero al fin Zesar respondió las cuestiones de la entrevista. Se lo volví a recordar lo de la tertulia, espero que tenga tiempo algún dia para pasarse por allí.
Un saludo

JoseArtist dijo...

Es uno de los grandes pero relegado al olvido.

Me gustaría verle dibujar.

Gracias por la entrevista Carlos.

Slds

Carlos dijo...

Jose, lo cierto es que muy poca gente se acuerda de Zesar hoy en dia. Si quieres verlo en acción tendrás que venir a Valencia, así puedes grabarlo en video.
Saludos.

Anónimo dijo...

Buena entrevista, te lo has currado.
Paco

Carlos dijo...

Gracias Paco, pero hay que concederle también su mérito a Zesar, por responder a nuestras preguntas.
Un saludo.

Twinfreak dijo...

Zesar forma parte de una generacion de dibujantes anonimos que hay que reivindicar , que trabajaron como todoterrenos siempre eficaces .
Un saludo Zesar ¡¡¡¡

Carlos dijo...

¡Hombre, Twinfreak por aqui! Tienes razón, Zesar es un ejemplo de autor todoterreno en una época en la que no se valoraba su trabajo.
Un saludo.

Richard Guillamón dijo...

Enhorabuena Carlos, excelente entervista, es fundamental recuperar la memoria de estos autores. Un saludo y Feliz Navidad para todos.

Carlos dijo...

Gracias, Richard, habrá que hablar con las editoriales para que recuperen parte de la obra de Zesar.
Saludos y Felices Fiestas.