miércoles, 13 de enero de 2016

"Secret Wars. Crossover: Maestro de Kung Fu" por Blackman y Talajic

Dentro de las nuevas "Secret Wars" de Marvel tiene lugar esta historia relacionada con el evento protagonizada por Shang-Chi con el título de "Crossover. Maestro de Kung Fu", conteniendo Battleworld: Master Of Kung Fu #1-4 USA. En el nuevo plano temporal creado por las "Secret Wars", Shang-Chi es un vagabundo borracho que vive en las calles de K´un Lun, gobernada por el emperador Zheng Zu, cuya escuela de los Diez Anillos mantiene limpias las calles de indeseables, y Shang-Chi se convierte en centro de sus miradas por su estado de embriaguez. Tras una pelea en la que nuestro héroe recibe ayuda de otros marginados, escapa con ellos ocultandolo en su guarida. Entre ellos se encuentran Calisto, Calibán, Médula o Gatasombra, quienes le piden ser sus alumnos en artes marciales para participar en el torneo de las Trece Cámaras. El emperador está interesado en capturar a Shang-Chi por un acto deshonroso que cometió hace tiempo, para ello envía a Rand K´ai, Sai Rojo y Calavera Sonriente por él. Uno de sus alumnos traiciona a Shang-Chi, lo que causará una muerte en sus filas y le incitará a pelear en el torneo cuyo vencedor se enfrentará a Zu en la última cámara. 
El guión de Haden Blackman es como una película de kung fu, con sus peleas y torneos de artes marciales, emperadores malvados y cámaras mágicas, en el que hace un excelente trabajo. En estas peleas descubrimos a contrincantes como Namor, Caballero Luna, Pantera Negra, Tigre Blanco, Karnak o Jessica Drew, mientras que otros personajes cuya traslación a este universo cambia sus nombres pero son reconocibles como Rand K´ai (Puño de Hierro) o Sai Rojo (Elektra), así como los miembros Morlocks nombrados antes. Las escenas de acción son interpretadas con realismo por Dalibor Talajic y las tintas de Goran Sudzuka, cambiando su estilo en las páginas que narran hechos pasados, en un estilo visual similar a grabados antiguos. Una lectura entretenida con mucha acción y un buen dibujo que hace mantener el interés.