jueves, 18 de febrero de 2016

"Batman: Tierra Uno vol. 2" por Geoff Johns y Gary Frank

Nueva entrega de la versión actualizada del Hombre Murciélago en este "Batman: Tierra Uno volúmen 2" que publica ECC en España correspondiente a Batman: Earth One Vol. 2 USA. Siguiendo la historia del primer volúmen, Batman se encuentra en sus primeros años como justiciero en las calles de Gotham, pero tras la muerte de Cobblepot hay una nueva alcaldesa. Es Jessica Dent, una antigua conocida de Bruce Wayne, y su hermano Harvey como fiscal del distrito, quienes intentan eliminar la corrupción en la ciudad. Jessica le pide ayuda a Bruce ya que ha descubierto que hay cinco altos cargos que manejan en la actualidad las operaciones ilegales de Cobblepot. Jessica junto con Harvey intenta descubrirlos, pero acude a Bruce para que les apoye como inspiración para los ciudadanos, al igual que hicieron sus padres, pero éste no acepta ya que como Batman piensa que puede trabajar mejor. Batman cuenta con un policía honesto entre tanto corrupto como James Gordon, que también tiene problemas con su compañero Bullock, alcohólico. Mientras tanto, hay alguien que está cometiendo asesinatos en los que deja un interrogante como firma, cuyas muertes están relacionadas entre sí, lo que es sólo una tapadera de un plan mayor. Batman irá haciendo amigos y enemigos entre la investigación, para descubrir que este asesino no tiene el menor  remordimiento en matar.
La historia de Geoff Johns se centra en los primeros escarceos de Bruce Wayne como Batman, haciéndose un nombre temido entre los delincuentes de Gotham, añadiendo nuevos personajes que pueden ser desarrollados en posteriores entregas como Killer Croc o Catwoman y apoyándose en los secundarios como Gordon y Bullock. También desarrolla la amistad entre Bruce y Alfred, con diálogos vibrantes y jocosos, con cada uno de los dos exponiendo como debe actuar Batman. Pero el trabajo de Gary Frank a los lápices acaba de redondear este volúmen, con su estilo realista. Sus figuras son detalladas, así como los rostros de los protagonistas, cada uno con su propia imagen. Es como si estuvieramos contemplando una película, con las escenas de acción, peleas y persecuciones. Las tintas corren a cargo de Jonathan Sibal y el color de Brad Anderson, componiendo un equipo de altura para una historia disfrutable.