martes, 16 de febrero de 2016

"Cazador de sonrisas" de Agustín Ferrer

La primera referencia publicada por Grafito Editorial ha sido este "Cazador de sonrisas" de Agustín Ferrer donde se narra la historia por medio de dos odontólogos que se encuentran en una convención. Ambos mantienen una conversación en la que, echando la vista veinte años atrás, a principios de los 60,  salta el nombre de Herbert Dunne, un dentista afincado en Oceanside, población costera californiana. El doctor Dunne se había establecido como dentista tras servir en el Ejército, siendo un modélico ciudadano casado y con una hija. A su consulta acuden muchos clientes a los que trata de manera excelente, a pesar de sufrir una falta de empatía por el dolor de los demás. Pero tras esta fachada se oculta una persona que lleva otra vida, en la que se mezcla el sexo y las drogas sin que su familia sospeche nada. La llegada de una nueva paciente, Alice Edwards, hija de un sargento al que acaban de trasladar como instructor en la base militar, sacará a flote una historia de violencia doméstica, además de suceder varios actos violentos como una agresión brutal y un asesinato que al parecer están relacionados, acabando en un desenlace trágico. 
La trama que presenta Agustín Ferrer explora el "modo de vida americano" en los años 60, donde la pacífica convivencia de un pueblo se ve trastocada por los acontecimientos ocurridos, y la guerra fría de fondo en una suerte de thriller donde hay una parte oculta del personaje principal. El comic tiene un aire a lo "Mad Men", con su vestuario de la época, incluso el doctor Dunne tiene cierto parecido con Roger Sterling, interpretado por el actor John Slattery. El dibujo preciso y preciosista de Ferrer es un aliciente para la vista, con los personajes perfectamente definidos en un estilo entre la línea clara y el dibujo clásico, sin contar todo el detalle con el que representa los escenarios y arquitecturas de la obra. Un comic cuya lectura te seduce hasta el final.