miércoles, 14 de septiembre de 2016

"Batman nº 53" por varios autores

Número especial de 96 páginas este "Batman nº 53" que publica ECC en nuestro país conteniendo los Batman y Detective Comics #50 USA. Llegamos al final de la saga "Superpesado" en el que Mr. Bloom parece decidido a destruir Gotham y a sus habitantes, antes de que acabe con la vida de Gordon.  Mr. Bloom ha desarrollado un pulso energético que se alimenta de los portadores de las semillas, creciendo hasta el límite que podría destruir la ciudad. El ejército de Bat-bots intenta detenerlo, por lo que Bloom toma el control de los mandos volviéndolos contra los ciudadanos. Pero el regreso de una figura oscura desbaratará los planes de Bloom con ayuda de Gordon, que bloqueará la señal del pulso energético para evitar que explote. Un final épico para esta saga que Scott Snyder ha desarrollado durante diez números pero deja una sensación agridulce, pues no descubre quién es en realidad Mr. Bloom. A pesar del regreso de Batman, nos queda ese cabo suelto aunque el epílogo nos muestre un nuevo punto de partida para los personajes. El dibujo de Greg Capullo es sensacional, con escenas de destrucción que parecen sacadas de una película japonesa de robots, y el epílogo a cargo de Yanick Paquette muestra su buen hacer como es habitual.
En el episodio de Detective Comics seguimos con "La Edad del Bronce" y el asesino en serie que viste a sus víctimas conforme algunas estatuas de Gotham y extrae un hueso de los secuestrados. En este número Gordon sigue la pista de otra víctima, en este caso un perro, que le conduce a un cementerio abandonado donde el sicópata tiene a otra pareja de víctimas. Gordon descubre que las pistas anteriores le conducen al cementerio, llegando a tiempo de evitar otro crimen y enfrentándose al asesino. Esta última parte no tiene el mismo interés que las dos anteriores, y Peter Tomasi parece que resuelve la trama de manera rápida con un villano desconocido rellenando las últimas páginas con una pelea, eso sí, muy bien ejecutadas por Fernando Pasarín y su trazo realista, compartido con Scot Eaton que se ocupa de la parte final y visualmente es similar.
Cerrando este número tenemos una historia basada en once números de Detective Comics con once curiosos casos de Batman. Cada página es una recreación de una portada realizada por un artista distinto (entre los que se hallan Cameron Stewart, Kelley Jones, Chris Burnham o Frazer Irving) en la que Batman narra a Superman las rarezas con las que se ha enfrentado. El guión de Tomasi es una breve narración por parte de Batman, con textos de apoyo y la primera y última página a cargo de Scott McDaniel, en la que la figura de Batman tiene una posición forzada que no favorece nada su dibujo.