viernes, 14 de octubre de 2016

"Batman nº 54" por varios autores

La etapa de Scott Snyder y Greg Capullo concluye en este "Batman nº 54" que publica ECC, conteniendo los Batman y Detective Comics #51 USA. Con el título de "Gotham es", vemos como Bruce Wayne vuelve a ser Batman, con nuevo uniforme, una remozada Batcueva y el irónico Alfred de siempre. Patrullando desde la mansión Wayne hacia Gotham, las luces de la ciudad se apagan de repente, acudiendo Batman a la llamada de Jim Gordon con la Batseñal. Como es habitual, en Arkham al quedarse sin fluido eléctrico intentan escapar los reclusos, pero Batman acude a la voz de alarma. Vemos a otros enemigos habituales del Caballero Oscuro, y sabremos cual es la causa del apagón. Una emotiva despedida  por parte de Scott Snyder a la colección en la que ha estado inmerso desde 2011 cuando tomó las riendas en los New 52 y que nos remite al primer número de la colección. A través de la historia descubriremos de qué se trata este "Gotham es", una oda a Batman y la ciudad que protege, algo que deja bien claro en la portada. El trabajo realizado por Greg Capullo en estos 5 años ha sido excelente, manteniendo una cohesión en toda la serie con sus dibujos, y la inestimable colaboración de Plascencia al coloreado.
Por lo que respecta a Detective Comics, tenemos otra historia de Jim Gordon en la que todavía viste el uniforme de Batman. Un antiguo compañero de los Marines le pide ayuda a Gordon ya que varios miembros de su antigua unidad miltar han sido asesinados o desaparecidos en combate. Mientras charlan es asesinado  en las calles de Gotham por un seguidor de lo que parece ser un antiguo culto. Durante la autopsia le informan que el cadáver del agresor presenta la piel arrancada a tiras en algunas partes de su espalda, así como el compañero de Gordon tiene una idéntica señal en la pierna. Gordon se dirige a la base militar en Afganistan donde estuvo sirviendo para esclarecer el asunto. Todo guarda relación con un descubrimiento que hicieron en el desierto durante la guerra, y ahora se ven involucrados todos los componentes de la patrulla. Por el inicio de la historia, Peter J. Tomasi nos presenta una aventura intrigante, en la que el misterio predomina hasta la sorprendente última página donde vemos qué descubrió Gordon y su patrulla en el desierto. Pero aqui el protagonista no es Batman, es Gordon fuera de la ciudad y apenas se muestra con el uniforme más que en una escena. Fernando Pasarín muestra sus lápices de manera más clara que en la entrega anterior entintado también por Matt Ryan, aunque quizá el color de la historia no sea tan oscuro como en la "Edad del Bronce" y las páginas lucen más limpias.