jueves, 13 de octubre de 2016

"La máquina de albóndigas nº 4 y 5" por varios autores

Recibimos los números 4 y 5 del fanzine "La máquina de albóndigas", cuyo origen es el webcomic del mismo título en el que se publican diariamente las aventuras de estas albóndigas y algunos personajes más. Se trata de un fanzine de humor, que realiza parodias de series y películas con las albóndigas como protagonistas. En el número 4 participan varios autores como Daniel V. Ochando, con Mr. Pinchitos, un cactus que cobra vida siendo un poco borde y cascarrabias. Ochando también realiza juntro a Dac la serie Cosas de mandonguilles, con una historia disparatada. Chamn se encarga de Espiritando con el padre Demonio y sus diálogos con una sátira (si, femenino de sátiro) y Los planetícolas de las pilatunas políticas, donde vemos en clave de humor negro las opiniones de diferentes líderes políticos, basado en más de una historia que conocemos. Martin Cabo nos muestra La vida privada de las magdalenas y Zaviev se ocupa de parodias como Space Balls y las peripecias de un taxista en Taxi Stories. Dac se ocupa de Koala Kualo empeñado en destrozar la ciudad de Mondongo Town con armaduras inspiradas en robots japoneses.

En el número 5 vuelven a intervenir casi todos los autores del anterior ejemplar, aunque con otras series como The mandonguilles shop de Ochando, una tienda de comics regentada por albóndigas. Los que repiten son Meatball Films de Zaviev, con parodias como "Angry Balls"o "Hellball"; Koala Kualo por Dac y Los planeticolas de las pilatunas políticas de Chamn. Martin Cabo nos presenta a Dracucan, un perro transformado en vampiro y Don Albondigón y su bebito con las peripecias familiares de un tío y su sobrino por David Vielva. Como autores invitados aparecen en "La serie invitada" Bonoreta y Carcayú, creadores del webcomic "En pelotas" con sus personajes transformados en albóndigas. Un fanzine realizado de manera profesional con una calidad de impresión que lo convierte en una revista de humor y que en cada entrega se acompaña de un poster y algún regalo que otro, como pueden ser cromos o pegatinas.  Por 2 euros no se puede pedir más.