jueves, 22 de diciembre de 2016

"Gran Hotel Abismo" se presentó en Futurama

Llegaba a su fin la gira de presentaciones de "Gran Hotel Abismo", la novela gráfica de David Rubin y Marcos Prior, y Valencia fue la penúltima cita, ya que en Orense se pone punto final. En la librería Futurama de Valencia actuó Paco Roca como maestro de ceremonias, diciendo para comenzar que es un tipo de comic que busca reflexionar sobre un tema y llevar a la gente a que se replantee las cosas. Si no hay interés por parte de la gente, no vamos a ningún sitio, como hay gente que vota en contra de sus propios intereses, citando a los votantes latinoamericanos que han votado a Trump. El poder establecido no ve con buenos ojos la cultura y "Gran Hotel Abismo" es un comic que nos agita para que nos movamos y no nos acomodemos. Al terminar de leerlo le dieron ganas de salir a la calle a pegarle fuego, no confía en unos políticos que no nos representan. Es un comic necesario y muy bien hecho, con todos los alardes narrativos y el formato, buscando nuevas formas de narrar. Es una patada en los cojones de los lectores, si es que queremos cambiar algo. Marcos Prior comentó que es una reflexión socio-política, de cambiar algo, y surgió durante una conversación entre Marcos y David Rubin sobre la crisis económica echando un pitillo. David Rubin añadió que es un tebeo hecho con ira y reflexión, ya que es muy temperamental, le pasó Marcos el guión y le gustó. 

Desde que salió el tebeo Rubin ha sufrido un boicot en Facebook y amenazas por privado, pero le parece que ha hecho bien su trabajo. Quería hacer un comic de colgar a los políticos por los cojones de las farolas. Empieza donde termina "V de Vendetta" y para adelante, como si Frank Miller hubiera hecho "V de Vendetta". Rubin contó una anécdota sobre la gira de presentaciones, en que solo una de las librerías gallegas había puesto el cartel que hizo en el que se veía al presidente de la Xunta quemándose. En esa firma le dijeron que entre el público estaba uno de los miembros del gabinete de Feijóo, se compró el comic y Rubin se lo firmó. Si hay políticos que están robando y tú lo dices, ellos lo disfrazan como post-verdad cuando el sentido común te dice que eso es mentir. Paco Roca añadió que ahora sería imposible hacer una serie sobre el comic y Rubín comentó bromeando que no le darían ni una subvención. Sobre el formato apaisado dijeron que había que sacar todo el partido al formato para hacer el comic, como hizo Frank Miller en "300", y lo explican en los extras. David Rubin finalizó diciendo que si no había más preguntas, se ponían a firmar, lo que hicieron al instante ambos autores dando por terminada la charla.