viernes, 13 de enero de 2017

Nuria Riaza inaugura "Aquelarre" en Pepita Lumier

La exposición "Aquelarre" de Nuria Riaza (Almansa, Albacete 1990) se inagura hoy en la galería Pepita Lumier, con ilustraciones surgidas de sensaciones vividas en episodios de parálisis del sueño por la autora, donde la realidad se solapa con lo onírico. Las imágenes le suelen llegar de golpe, aunque hasta su traslación al papel pueden pasar varios días.

La peculiaridad de las ilustraciones se une a su realización, dibujadas con bolígrafo Bic, el normal de toda la vida, que dota de uniformidad a la obra de Nuria Riaza. Ha probado a utilizar otros colores, como el rojo y negro, pero el resultado no era satisfactorio. 

Un trabajo meticuloso que dibuja sobre un breve esbozo a lápiz para delimitar el espacio y las dimensiones del dibujo únicamente, y que en ocasiones se puede observar la marca del grafito en el papel Arches. 

En algunas ilustraciones se pueden observar bordados con hilo dorado o de colores, gracias a su abuela que era bordadora, y de la que también le viene la afición por los retratos de artistas de cine, viendo de niña películas como "Nosferatu" o "Metropolis". 

Ilustración "Ingrávidos: La puerta" 


 Ilustración "Magical Cat"


Ilustración "Alquimia" con figuras de cerámica intervenidas.

El título elegido de "Aquelarre" es la reunión de sus dibujos para que el público disfrute de ellos, que estarán expuestos hasta el 25 de febrero.