martes, 17 de enero de 2017

Taschen publica "The Complete Little Nemo 1905-1909"

La editorial Taschen publica un libro de 368 páginas de tapa dura recopilando las aventuras nocturnas del pequeño Nemo, creado por Winsor McCay, en tres idiomas: inglés, alemán y francés. El libro se acompaña de un volúmen ilustrado escrito por Alexander Braun, quien ha recibido numerosos premios y becas, y ha participado en varias exposiciones. Además de sus actividades artísticas independientes, Braun estudió historia del arte en Bochum y Berlín (su tesis doctoral de 1998 versaba sobre la obra del artista de instalaciones estadounidense Robert Gober). En las últimas dos décadas, Braun ha recopilado una de las colecciones más extensas de la historia del cómic. Desde 2008 ha comisariado varias exposiciones museísticas relacionadas con el mundo del cómic, incluida una exhaustiva retrospectiva de la obra de Winsor McCay en 2012-2013. En 2011 fundó la German Academy of Comic Art.

Puede que Little Nemo (el pequeño Nemo) sea un diminuto héroe dentro de la narrativa del cómic, pero sin duda es uno de los más grandes viajeros del siglo XX. Obra maestra de Winsor McCay (1869-1934), los sueños de este pequeño e inquieto personaje inspiraron a generaciones de artistas a través de sus peripecias semanales, que le hacían viajar de la cama a Slumberland (el país de los sueños), un reino onírico de pintorescos compañeros, arquitectura elaborada, entorno psicodélico y emocionantes aventuras.

Winsor McCay’s Little Nemo 1905–1909 recoge, a todo color, las 220 escapadas nocturnas de Nemo entre 1905 y 1909. A través de ellas, disfrutamos no sólo del esplendor de Slumberland, una referencia surrealista para Robert Crumb y Federico Fellini, sino también de las innovadoras técnicas narrativas y compositivas de McCay, de su ritmo, tempo y los extraordinarios detalles arquitectónicos.

En el volumen ilustrado que acompaña al libro, el historiador de arte y experto en cómics Alexander Braun contextualiza la vida y obra de Winsor McCay dentro de la historia cultural de la industria del ocio y de los medios de comunicación estadounidenses, y explora el inmenso valor histórico y artístico de la narrativa onírica de McCay. Relato de aventuras, deleite visual y retazo de historia cultural, esta publicación constituye todo un monumento a uno de los pioneros más innovadores —y uno de los exploradores más intrépidos— de la historia del cómic.